4 sept. 2014

Sin limite de edad

Esta vez quiero sorprenderos, como yo lo hice cuando me enterè, os presento a Carmen, una dulce y encantadora mujer de 82 años que quiso unirse al proyecto confeccionando Kimo-Kap



Es un ejemplo a seguir, Carmen es un ejemplo de manos inquietas, pinta, cose, hace pulseras, etc.. y lo mas importante, no se ha resistido a las nuevas tecnologìas y se ha comprado un portatil y va a clases para aprender a manejarlo.

Esta es una casa de muñecas que ella misma hizo, casi todos los enseres los ha hecho ella.






No hay comentarios:

Publicar un comentario